Ir al contenido
ebay réplica de relojes rolex réplica de relojes de lujo para hombre réplica de relojes blancpain réplica de reloj 32 réplica rolex réplicas de relojes de confianza diferencia entre rolex original y replica hublot all black replica réplica de reloj rolex presidencial para hombre falsos relojes rolex

Por qué hacemos daño a los que amamos: 11 razones ocultas

Por qué hacemos daño a los que amamos: 11 razones ocultas

El amor es realmente el arma más poderosa. Puede hacerte sentir en el séptimo cielo, pero también tiene el poder de destruirte. Todo el mundo dice que el amor es el sentimiento más hermoso del mundo.

Bueno, no hay nada hermoso en el dolor y estoy seguro de que todos hemos sido heridos por alguien que amábamos - o hemos herido involuntariamente a alguien que amábamos.

Si el amor es tan hermoso, ¿por qué a veces duele tanto? ¿Te has preguntado alguna vez por qué hacemos daño a los que amamos?

El hecho es que el amor no puede existir sin heridas emocionales.

A veces, las personas que más queremos nos hacen daño, y a veces, hacemos daño a nuestros seres queridos sin querer, aunque en realidad sean a quienes más queremos proteger.

Está científicamente demostrado que las personas hacen más daño a sus familiares o a las personas con las que comparten relaciones íntimas.

Esto se debe a que sabemos que, como nos quieren, nos perdonarán enseguida y podremos seguir adelante sin mirar atrás.

Si quieres saber por qué hacemos daño a las personas que más queremos, a continuación te enumero algunas de las razones más comunes.

Carga emocional

marido sosteniendo la mano de su esposa que está en el dolor mientras está sentado en el sofá

Cada vez que terminas una relación, tienes que tomarte un tiempo para ti. Tienes que tomarte un tiempo a solas y pensar en tus propios sentimientos.

Tienes que perdonar a tus ex por todas sus promesas rotas, por todas las veces que te decepcionaron y por el dolor que te causaron.

Antes de decidirte a empezar a salir de nuevo, tienes que dejar atrás tu pasado.

Nunca debes iniciar una nueva relación si tienes asuntos pendientes del pasado. Créeme, empezar una nueva relación cuando no estás preparado nunca acaba bien.

Además, no es justo para la otra persona. No es culpa suya que tu ex te traicionara y te hiciera daño. Tu nueva pareja no debería pagar por los errores de otra persona.

Si no sigues adelante como es debido, sólo harás daño a tu próxima pareja. No podrás confiar en ella. No podrás relajarte y disfrutar de tu nueva relación.

Seguro que tu carga emocional puede enseñarte algunas cosas, pero no te lo tomes demasiado en serio.

No dejes que las experiencias de tu infancia moldeen tu opinión sobre el amor. Cada historia de amor es única. La historia de amor de tus padres no es como debería ser o será la tuya.

Si dejas que esas experiencias controlen tu vida amorosa, sólo te frenarán. Puede confundirte o causarte incluso más dolor que el propio desamor.

Por eso es importante que te tomes tu tiempo.

Deberías tomarte todo el tiempo que necesites para curarte adecuadamente, para pensar en todo lo que te ha pasado y, después, para seguir adelante sin guardar rencor ni amargura.

No estás seguro de que sea "el elegido".

hombre y mujer sentados espalda con espalda foco en el hombre

Tienes una relación y amas sinceramente a tu pareja. Sin embargo, no puedes deshacerte de la sensación de que te falta algo.

No puedes imaginar tu futuro juntos y pronto empiezas a dudar de si quieres pasar el resto de tu vida con ellos.

Empiezas a alejarte de tu pareja porque quieres pensar en tu relación.

Tal vez quieras pensarlo para no perder más de su precioso tiempo o del tuyo propio en una relación que no tiene futuro.

El error que cometemos la mayoría de nosotros es que no nos sentamos a hablar honestamente con nuestras parejas. Merecen saber lo que está pasando.

Haces daño a tu pareja, aunque a veces no seas consciente de ello. Pasan mucho tiempo buscando una razón por la que te has vuelto tan frío de repente.

También afecta a su autoestima y autovaloración. Empiezan a pensar que ellos son el problema, que quizá no son lo bastante buenos para ti.

Por eso tienes que reflexionar sobre tu relación y decidir si quieres romper o seguir saliendo con esa persona. Justo después de tomar la decisión, tienes que decírselo a tu pareja.

Miedo al compromiso

hombre pensando cerca de ventanas sentado en una silla de oficina

Esta es la razón más común para hacer daño a los que amas. Es un sentimiento que no es tan fácil de controlar.

Mucha gente (especialmente los chicos) tiene miedo al compromiso una vez que ven que su relación va en serio.

La mayoría evitan las relaciones en general o sólo tienen citas a corto plazo. Aún no quieren atarse y quieren seguir disfrutando de su libertad.

Las cosas se ponen difíciles cuando se enamoran. No pueden dejar a la persona que aman, pero tampoco quieren dar el siguiente paso.

Se confunden. Sus sentimientos encontrados no les permiten pensar con claridad. Les provoca ansiedad.

Parece que no pueden explicar a su pareja que no quieren romper, pero que tampoco quieren comprometerse con algo más serio.

Empiezan a evitar las conversaciones sobre el futuro de su relación.

Su pareja también está confusa porque no sabe qué pensar de la relación: si está condenada al fracaso o si debería dejar espacio a la otra persona.

Miedo a la intimidad

mujer sentada en un sofá verde preocupada

Si llevas un tiempo saliendo con alguien pero aún no te sientes cómodo a su lado, o sigues sin poder mostrarle tu verdadero yo, significa que tienes miedo a la intimidad.

El miedo a compartir una conexión emocional estrecha con otra persona puede deberse a experiencias del pasado.

Las razones más comunes son experiencias de la infancia o malas experiencias de su última relación.

Siempre haces daño a la persona que amas porque tienes miedo de entregarte por completo a una relación. Tu pareja lo siente y le parece que, haga lo que haga, no consigue ganarse tu confianza.

Al final, dejarán de intentarlo. Se cansarán y la única opción para ellos será romper contigo.

Por eso nunca podrás lograr una conexión real y profunda con alguien hasta que superes tu miedo a la intimidad.

Afortunadamente, es posible y no es nada difícil. Lo más importante es que siempre tienes que ser sincero con tu pareja sobre tu pasado.

Diles también cómo te sientes y qué esperas de ellos.

Problemas de autoestima

imagen de una mujer en un espejo roto

La relación que tienes contigo mismo es la base de todas las demás relaciones de tu vida, lo que significa que afecta a todas las demás relaciones de tu vida.

Si tienes una relación buena y sana contigo mismo, eso se reflejará significativamente en todas tus demás relaciones.

Por desgracia, hoy en día muchas personas tienen problemas de autoestima y eso crea expectativas negativas sobre una relación.

Si no tienes confianza en ti mismo, siempre sentirás que tu pareja no está siendo sincera contigo y que acabará haciéndote daño.

Por eso también tendrás miedo de mostrar tu vulnerabilidad en la relación.

Herirás a tu pareja al no confiar en ella o al no poder establecer una conexión más profunda con ella, incluso después de un tiempo.

Si sufre de baja autoestima y no trabajas en ti mismo, estarás abierto a muchos sentimientos negativos.

Tendrás problemas de confianza, te sentirás deprimido, celoso y ansioso todo el tiempo.

Celos

mujer mostrando enfadada su smartphone a un hombre sentado en el mismo sofá que ella

Demasiado de todo no es sano. Lo mismo ocurre con los celos. Nunca es bueno dejar que los celos te cieguen.

La forma en que te comportas cuando sientes celos nunca es predecible. También es uno de esos sentimientos difíciles de controlar.

Los celos son un sentimiento negativo. Te hace sentir desgraciado y te hace herir a la persona que amas. Casi siempre arruina tu relación.

Si sientes celos por algo en tu relación, tienes que hablarlo con tu pareja. Sin embargo, debes prestar atención a cómo hablas con ella.

No debes expresar ira ni ningún otro sentimiento negativo. Tienes que explicar con calma a tu pareja qué es lo que te hace sentir celos y cómo podéis encontrar una solución para arreglarlo.

Si tu pareja ha traicionado tu confianza, entonces tus celos están justificados. Pero cuando te pones celoso por cosas sin importancia, no estás demostrando amor; sólo estás revelando tus propias inseguridades.

Haces daño a la otra persona por tus propias inseguridades, no porque haya hecho algo malo. Le estás haciendo pagar por algo que ni siquiera ha hecho.

Si en el pasado has sido herido y traicionado por una persona a la que querías, es perfectamente normal que esas malas experiencias te hayan dejado problemas de confianza.

Sin embargo, nunca debes dejar que afecte a tu nueva relación.

Si usted se ponen celosos por algo estúpido o sin ninguna razón, sólo estás haciéndote infeliz a ti mismo y a tu ser querido. Es una completa pérdida de tiempo.

Falta de habilidades comunicativas

pareja luchadora sentada en el sofá verde cerca de la cocina

La comunicación eficaz es la parte más importante de toda relación sana.

Si aprendes a resolver tus problemas y tus peleas de forma sana, nunca saldrás lastimado ni lastimarás a tu pareja.

Si tú y tu pareja os peleáis por algo (y lo haréis, porque las peleas también forman parte de toda relación sana), tienes que ser capaz de controlar tus palabras y sentimientos.

Si dices algo en caliente, algo que pueda herir a tu ser querido, puede que luego te arrepientas, pero será demasiado tarde porque ya habrás herido a tu pareja.

Las palabras dichas no tienen vuelta atrás y siempre serán recordadas.

Las palabras también son poderosas y por eso hay que elegirlas con cuidado. Pueden destrozar el corazón de alguien.

No importa cuántas veces te disculpes y aunque decida perdonarte, tu pareja siempre recordará esos menosprecios.

Si ves que tu pareja no se comunica contigo como antes, lo primero que tienes que identificar es el "por qué".

Después de averiguar el motivo, tienes que sentarte con tu pareja y solucionar las cosas.

También hay que aprender a escuchar. Tienes que asegurarte de que tu pareja sabe que le estás escuchando y lo que tiene que decir.

Cuando hay falta de comunicación, hace que te centres más en ti mismo que en tu pareja y viceversa.

Sólo piensas en tus problemas y en las cosas que no te gustan; no piensas en todas las cosas que molestan a tu pareja.

Poner a prueba sus sentimientos

mujer con botas sentada en un puente en ruinas sobre una masa de agua

Puede sonar extraño o gracioso, pero es cierto. Queremos asegurarnos de que nuestra pareja nos quiere tanto como dice o tanto como nosotros a ella, así que ponemos a prueba sus sentimientos.

Pensamos que si nos quieren de verdad, también tendrán miedo de perdernos. En consecuencia, serán capaces de perdonarnos si les hacemos daño.

En cierto modo, así es como queremos que nos demuestren su amor. Hay muchas formas de poner a prueba los sentimientos de tu pareja y ésta es probablemente la peor.

Si tiene dudas sobre los sentimientos de su pareja, debe ser sincero con ella y admitirle que a veces tendrá que tranquilizarse.

La próxima vez que pienses en poner a prueba los sentimientos de tu ser querido haciendo algo que pueda herirle, imagina cómo te sentirías si te hicieran lo mismo a ti.

Expectativas poco realistas

mujer que cierra los ojos cerca de una masa de agua

Tener expectativas es estupendo porque demuestra que tienes un cierto nivel de exigencia y que te aprecias. Pero hay una gran diferencia entre conocer tu autoestima y ser demasiado exigente.

Tener grandes expectativas es un asesino para cualquier relación. Primero, te hace daño a ti, luego te hace querer hacer daño a tu pareja por no ser capaz de cumplir sus expectativas.

No puedes esperar que tu pareja se comporte siempre como tú quieres. Ellos también tienen sus propias normas y hay cosas que no harán, por mucho que te quieran.

Por supuesto, nunca debes bajar el listón y permitir que alguien te trate mal.

Aunque, por el bien de tu propio bienestar emocional, deberías dejar de ponerte expectativas tan altas.

Debes establecer unos límites básicos e importantes que no debes permitir que nadie traspase. Para todo lo demás, puedes hablar y llegar a un acuerdo con tu pareja.

Cuando te das cuenta de que tu pareja no es capaz de cumplir todas tus expectativas, te sientes decepcionado y dolido y empiezas a pensar que ni siquiera te quiere.

Te enfadas y tu intención pasa a ser hacerles daño. ¿Te das cuenta? Al final, sólo por tu culpa estás herido y decepcionado.

Antes de establecer esas expectativas para su pareja, debe saber que las expectativas poco realistas siempre conducen a una gran decepción.

Buscas una manera de salir de una relación

mujer sentada en las rocas cerca de una masa de agua mientras se apoya en una pared

Terminar una relación nunca es fácil, pero la única forma correcta de hacerlo es decírselo a tu pareja en persona.

Si les haces daño para manipularles y que te dejen, sólo significa que eres un cobarde por no ser lo suficientemente valiente para decírselo a la cara.

Quizá les haces daño porque no puedes admitir ni siquiera ante ti mismo que vuestra relación ha llegado a su fin.

Quizá lo hagas sin querer.

Sin embargo, eso no es excusa. Si ya no estás seguro de lo que sientes por ellos, siempre puedes pedirles un poco de espacio para estar a solas con tus pensamientos.

Después, lo único correcto que puedes hacer es encontrar el valor para decirles lo que has decidido.

Venganza

mujer en señal de stop con top de mangas blancas

Tu pareja te ha hecho daño y has decidido perdonarle y seguir adelante con vuestra relación. Sin embargo, no estás en paz y podrías empezar a pensar que solo la venganza puede hacerte sentir mejor.

Algunas personas creen en ese tipo de justicia del "ojo por ojo".

Creen sin ninguna duda que si hacen algo que haga sufrir a su pareja, ésta se sentirá mejor y su dolor emocional disminuirá.

Error. La venganza sólo trae más sentimientos negativos y seguirás sin sentirte mejor. Tu dolor seguirá ahí.

Lo más importante es que cuando decidas perdonar a alguien por algo que te haya hecho, lo hagas de verdad.

Créeme, si sigues guardando rencor, aunque hayas dicho que has perdonado a tu pareja, sólo conseguirás hacerte daño a ti mismo.

Hay muchas razones por las que hacemos daño a los que queremos. Lo más importante es que casi siempre lo hacemos sin querer.

Después de todo, hay una cosa que todos deberíamos saber: no podemos herir intencionadamente a la persona que amamos sin herirnos a nosotros mismos, porque cuando amamos de verdad a alguien, sentimos su dolor como propio.

¿POR QUÉ HACEMOS DAÑO A LOS QUE AMAMOS?