Ir al contenido
ebay réplica de relojes rolex réplica de relojes de lujo para hombre réplica de relojes blancpain réplica de reloj 32 réplica rolex réplicas de relojes de confianza diferencia entre rolex original y replica hublot all black replica réplica de reloj rolex presidencial para hombre falsos relojes rolex

¿Todavía le quiero? 5 señales claras de que es hora de dejarlo ir

¿Aún le quiero? 5 señales claras de que es hora de dejarlo ir

¿Todavía lo amo ¿o sólo me quedo con él por razones prácticas y de conveniencia?

Es una pregunta que me he hecho bastantes veces en la vida y ni una sola vez me resultó fácil afrontar los hechos.

Las rupturas son simplemente lo peor, y tengo que decir que ha habido veces en las que me he engañado a mí misma pensando que era una buena idea quedarme en una relación condenada al fracaso sólo para no tener que pasar por toda esa inevitable angustia.

¿Quién en este mundo no haría todo lo posible por salvar una relación que crees que puede llegar lejos?

Nada es perfecto, ninguna relación está exenta de fallos y defectos, así que ¿por qué no trabajas para salvarla en lugar de limitarte a abandono a la primera señal de problemas y decidir que ya no le quieres?

Por desgracia para mí, siempre resultaba que mi instinto estaba en lo cierto.

De algún modo, siempre me indicaba que debía dejarlo, pero mi testarudo trasero lo ignoraba, esperando que de algún modo estuviera equivocado.

Si ahora mismo estás pasando por este dilema imposible y te preguntas constantemente, "¿Todavía le quiero? ¿o sólo estoy prolongando lo inevitable?"Sólo escucha lo que te dice tu instinto.

Tu corazón siempre va a querer quedarse y hacer ejercicio tus problemas.

Al fin y al cabo, hay tanto amor, tanta historia y tantos buenos momentos entre vosotros que sería una tontería dejarlo estar. Pero hay momentos en los que simplemente lo sabes. En el fondo, tienes la respuesta.

Retrato de hermosa mujer pensativa relajándose en el alféizar de la ventana

Lo has enterrado tan profundamente, esperando que no resurgiera y poder seguir viviendo tu fantasía, evitando la dura realidad que se te ha venido encima.

Nadie puede culparte. Todos queremos ser felices para siempre y todos haríamos lo que fuera necesario para encontrarlo y conservarlo.

Pero a veces no te das cuenta de que lo que estás haciendo en realidad es sacrificar tu felicidad y tu alegría.

Te estás negando tu derecho a ser verdaderamente feliz al permanecer en una relación en la que no te sientes realizado.

No te conformes con un amor mediocre. No te conformes con una comunicación rota y un esfuerzo a medias por su parte.

No te quedes donde no te sientes tu auténtico yo y donde tu espíritu está aplastado.  Te debes a ti mismo encontrar a esa persona que te da vértigo por dentro.

Y si tu pareja actual no lo hace, estás con la persona equivocada, ¡y no pasa nada!

Sigues siendo una buena persona si donde estás ahora no es donde quieres quedarte para siempre. Tú eres el único que sabe lo que te hace feliz.

Si tu instinto te dice que no estás donde debes estar, hazle caso. Casi siempre tiene razón.

Si te estás preguntando si todavía le quieres o si finalmente deberías suéltaloAquí tienes 5 señales que indican que es hora de pasar a algo mejor:

Vuestras peleas se han vuelto demasiado frecuentes e intensas

Pareja infeliz discutiendo en el sofá de casa en el salón

Todas las parejas se pelean. Las discusiones son algo normal en una relación sana y duradera, porque son una forma de hacer que tu pareja vea las cosas desde tu punto de vista y de que entienda de dónde vienes.

No es una forma de hacer que el otro se sienta mal consigo mismo ni de darle una patada en el trasero. Os vais a pelear. Es un hecho.

Pero lo importante es que lo hagas con algunas reglas básicas que garanticen que realmente estás intentando mejorar las cosas sin empeorar la situación ni menoscabar los sentimientos de tu pareja.

En primer lugar, asegúrate de que la dirección de tu discusión es hacia una solución conjunta con el mínimo daño para tu relación.

Sin golpes bajos. Nada de sacar a relucir viejos argumentos (resueltos) sólo para demostrar tu punto de vista.

Céntrate en el problema y en nada más. En segundo lugar, intenta ver las cosas desde la perspectiva de tu pareja.

Intenta entender lo que intenta decirte y ten siempre presente que no está intentando herirte.

Simplemente intenta que veas las cosas de otra manera. Las discusiones no son excusa para ser abusivo de ninguna manera.

No son una excusa para hacer sentir a tu pareja como una mierda y violar su confianza. Si vuestra relación ha llegado a este punto, es hora de tomarse un descanso.

Hay cero esfuerzo de su parte para hacer que funcione

El hombre discute con su novia, que está sentada a su lado en el sofá

Puedes quererle todo lo que quieras, pero cuando tú eres la única que se esfuerza y trabaja activamente en vuestra relación mientras él sólo se desliza, es hora de replantearse todo esto.

Cuando te das cuenta de que ya ni siquiera te pregunta cómo estás ni intenta hacer las pequeñas cosas que te ayudarían mucho, eso sí que es señal de una relación rota.

Puedes seguir queriéndole, pero si no se molesta en participar por igual en la sociedad en la que ambos estáis, no merece tu tiempo.

No esforzarse y ni siquiera preocuparse por hacerlo es una clara señal de falta de respeto.

Puedes ponerle todas las excusas que quieras, pero cuando un hombre te quiere, no se va a quedar sentado mientras te rompes el culo intentando arreglar las cosas.

Un hombre que te quiere no va a dejar que seas la única invertida en vuestra relación porque sabe lo doloroso que es sentirse sola cuando más bien deberías sentirte respaldada por tu hombre.

Y francamente, si no lo está intentando, probablemente ni siquiera le importas lo suficiente.

Tómatelo como la mayor señal para marcharte y no vuelvas a pensar en conformarte con este trato.

En esta situación, aunque le sigas queriendo, no es el hombre para ti. Reconócelo, respétate lo suficiente y déjale marchar.

Ya no dices "te quiero".

mujer reflexiva sentada con su hombre en casa

Naturalmente, no hace falta decir esas tres palabras todo el tiempo para que sean ciertas.

Después de un tiempo, ambos lo sienten tan intensamente, que no hay necesidad de lanzarlo tanto.

Pero no hay necesidad de insistir. El amor está ahí y los dos lo sabéis.

Pero cuando te das cuenta de que no puedes recordar la última vez que le oíste decir "Te quiero" o viceversa, eso sí que es una señal de que deberías empezar a preocuparte por tu relación y tu futuro en común.

Si ya no sientes la necesidad de decírselo, empieza a preguntarte por qué.

Normalmente, cuando dejas de sentir lo que solías sentir, poco a poco dejas de decirlo sin darte cuenta.

Y si este es el caso por ambas partes, podría ser una señal de que ambos se están desenamorando.

Intenta decírselo y presta atención a cómo te hace sentir. Si tienes que forzarlo y realmente no te resulta natural, puede que ya no lo sientas.

Cuando tienes que presionarte para expresar tu amor a tu pareja, lo más probable es que el amor ya no exista.

Cuanto antes lo admitas, mejor te sentirás cuando te desprendas de lo que ya no te hace crecer.

La relación se ha convertido más en una rutina

Mujer joven se aburre mientras el hombre usa el teléfono en el fondo

No hay nada mejor que encontrar a esa persona con la que quieres pasar todo el tiempo que estés despierto y experimentar todo lo que la vida tiene que ofrecer el uno al lado del otro.

Despertarse juntos y enfrentarse a los retos de la vida parece mejor cuando se está juntos.

Es cierto que habrá días en los que no sentirás esa avalancha de emociones en la que te mueres de ganas por verlos, pero incluso en esos días sabrás que todo es normal y que le sigues queriendo tanto como antes.

Sin embargo, cuando tu relación se siente en la rutina y ya no hay ilusión por veros, hablar de todas las cosas que os han pasado ese día, y ni siquiera sentís la necesidad de cambiarlo, puede que tengáis un problema.

Cuando las cosas se vuelven aburridas, no hay nada que te haga feliz al volver a casa con él, y ni siquiera sientes que eso sea un problema, es posible que vuestra relación se haya convertido en nada más que una rutina diaria.

Puede que incluso evite la intimidad hasta el punto de que acurrucarse juntos ya ni siquiera le parezca atractivo.

Sólo tienes relaciones sexuales ciertos días, e incluso entonces, tienes que obligarte a hacerlo.

No es que te esté presionando, más bien se ha convertido en una rutina robótica que a veces sientes que debes hacer, aunque ya no exista la necesidad.

El amor no debe sentirse como una rutina, así que si sientes que esto se ha convertido en tu realidad, es hora de ponerle fin cuanto antes.

Cuando piensas en tu futuro, él simplemente no está en él.

Chica triste y pensativa sentada sola en el alféizar mirando por la ventana

Ésta es la señal más clara de todas. Es natural imaginar lo que te depara el futuro, y cuando eso ocurre, si tu pareja simplemente no está ahí, entonces probablemente tengas una buena razón para marcharte.

Si llevas un tiempo en pareja, es perfectamente normal que pienses en tu futuro en común y en cómo piensas subir de nivel en tu relación.

Pero si no sientes que deba estar en tu vida a largo plazo, probablemente ni siquiera deberías preguntarte si todavía le quieres. ¡Está claro que no!

El hombre al que amas y con el que quieres estar mucho tiempo es alguien que estaría en primera línea de tus planes de futuro.

Pero si tienes que obligarte a colocarlo en tus pensamientos sobre el futuro, probablemente las cosas vayan mejor si romper con él.

Esto no significa que haya algo malo en él, simplemente significa que tu relación ha llegado a su fin y es hora de pasar a cosas mejores.

No te sientas mal. Cualquier cosa que no te haga feliz o te llene no pertenece a tu vida.

Ya vendrán cosas mejores y cuando encuentres a quien se supone que debe estar en tu vida para siempre, lo sabrás porque nunca tendrás que preguntarte por él.

¿Todavía le quiero? 5 señales claras de que es hora de dejarlo ir